Follow by Email

viernes, 12 de mayo de 2017

El niño y el anciano

Se conocieron una tarde de verano.Martín fue a pasar sus vacaciones a Mar del Plata y al concurrir a la playa , un anciano miraba el mar , sus ojos se llenaban de lágrimas al contemplarlo , entonces Martín le preguntó porque lloraba, el anciano se dió vuelta para ver quién le hablaba y al ver al niño su rostro se tornó pálido y sus piernas empezaron a tambalear. La madre de Martín , quién se encontraba junto al niño , ayudó al anciano y lo llevó a su casa , el hombre agradeció a la mujer y al volver a mirar a Martín no podía creer que aquel pequeño fuese tan parecido a su nieto ,que había muerto ahogado dos veranos atrás.
  Braulio ( así se llamaba el anciano ) les contó a los padres del niño ,  el gran dolor por la pérdida de su nieto y les pidió si podía visitarlos un ratito cada día para ver a Martín , los padres aceptaron y cada tarde el anciano y el niño pasaban momentos amenos , jugando ,practicando boxeo o simplemente mirando juntos el mar.
  Pero el verano terminaba y Martín y su familia debían volver a Buenos Aires , para el anciano sería un golpe duro , dado que tendría que separarse del niño.
  Los padres de Martín lo pensaron bien y de común acuerdo decidieron que Braulio sería el mejor abuelo para Martín , ya que el niño carecía de esa imágen , tanto el padre como la madre de Martín no tenían padres y el niño había crecido sin ese amor entrañable.
  Esta noticia alegró sobremanera a Martín y a Braulio. Ahora ya nadie podría separarlos y para el anciano llegarían días de verdadera felicidad , acompañado de su nueva familia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario